Criaturas

¿Qué hay en una sonrisa?

¿Qué hay en una sonrisa?

Por qué sonreír es bueno para tu hijo

La mayoría de nosotros no podemos evitar sonreír a nuestros bebés cada vez que tenemos la oportunidad. La necesidad de hacer que les devuelvan la sonrisa puede mantenernos ocupados durante horas.

Sonreírle a tu bebé es importante porque:

  • juega un papel en la vinculación y el apego
  • ayuda a que su bebé se sienta seguro
  • ayuda a tu bebé a desarrollarse y aprender sobre el mundo.

Su hijo lee su cara y usa sus expresiones faciales como guía de su mundo. Cuando su bebé recibe muchas sonrisas, puede decirle mucho sobre su mundo: que es un lugar seguro donde las personas responden a sus necesidades, por ejemplo.

Las sonrisas son primeros bloques de construcción para relaciones saludables. Y las relaciones saludables son cruciales para el desarrollo temprano de su hijo. A través de las relaciones, los niños aprenden a pensar, comprender, comunicarse y mostrar emociones. Dar y recibir sonrisas también son los primeros pasos que su hijo da para aprender a ser social y tener buenas relaciones.

Y, por supuesto, ver que tu bebé te sonríe te hace sentir bien, ¡y también es bueno para tu cerebro!

Las sonrisas son experiencias positivas tempranas muy importantes. Las sonrisas le enseñan mucho a su hijo sobre sí mismo y su mundo, cuando es demasiado pequeño para entender las palabras.

La ciencia de una sonrisa.

Las sonrisas y los ceños fruncidos son la primera forma en que su bebé se relaciona con usted.

Cuando usted y su hijo se sonríen, libera sustancias químicas en sus cuerpos, lo que los hace sentir felices y seguros. Por otro lado, si un bebé se siente inseguro o estresado, hay un aumento en los niveles de hormonas del estrés en el cuerpo de ese bebé.

Diferentes productos químicos interactúan con el sistema nervioso del bebé de diferentes maneras, e incluso juegan un papel en la forma en que el cerebro crece y se desarrolla. Por ejemplo, los altos niveles de hormonas del estrés pueden interferir con el aprendizaje y afectar el desarrollo general y el bienestar.

Ninguna sonrisa se desperdicia

Vale la pena recordar que una simple sonrisa es un elemento fundamental para su relación con su hijo. Su cara es donde su hijo busca respuestas y atención tranquilizadoras y reconfortantes.

No todas las respuestas que das son vitales, pero cuanto más le sonríes a tu bebé, mejor. Cada sonrisa que ve su bebé envía un gran mensaje.