Criaturas

Timidez: bebés y niños

Timidez: bebés y niños

Sobre la timidez y los niños tímidos

El comportamiento tímido es normal en bebés y niños.

Por ejemplo, un bebé podría aferrarse a sus padres, llorar en situaciones sociales o tratar de evitar la interacción social ocultando su cabeza, moviéndose o volviéndose, o cerrando los ojos.

Es posible que un niño en edad preescolar no quiera hablar cuando personas desconocidas le hablan. Podría esconderse detrás de un padre o evitar unirse a los juegos.

Un niño en edad escolar podría evitar responder preguntas en clase, tener problemas para hacer amigos, preferir sentarse y ver a otros jugar, o evitar nuevas actividades.

No hay nada malo con la timidez.

Todos los niños son diferentes, y algunos niños son más tímidos que otros. Es solo parte de su temperamento, que es la forma única en que interactúan con el mundo.

Los niños que parecen tímidos a menudo se calientan cuando conocen a una persona o situación. Esto significa que es mejor describir a estos niños como "lentos para calentarse" en lugar de "tímidos". Etiquetar a un niño como "tímido" puede hacerle sentir que hay algo mal con ella o que no puede hacer nada al respecto.

Apoyando a su hijo con timidez

La timidez no siempre desaparece con el tiempo, pero los niños pueden aprender a sentirse más seguros y cómodos interactuando con otras personas. Estos consejos pueden ayudar.

Consejos para bebés y niños pequeños.

  • Dele tiempo a su bebé para que se sienta cómodo. No lo hagas ir directamente a los brazos de un adulto desconocido. En cambio, aliente al adulto a jugar con un juguete cerca de su hijo y use una voz tranquila.
  • Quédese con su hijo en situaciones sociales, como grupos de juego o grupos de padres, mientras lo alienta a explorar. A medida que su hijo se sienta más cómodo, puede alejarse gradualmente por períodos cortos. Por ejemplo, siéntese en una silla con otros adultos mientras su hijo juega en el piso. Puede regresar con su hijo si es necesario.
  • Hágale saber a su hijo que sus sentimientos están bien y que lo ayudará a manejarlos. Por ejemplo, 'Puedo ver que te sientes un poco asustado porque no sabes quién está en la fiesta. Miremos juntos antes de entrar '.
  • Evite consolar en exceso a su hijo. El exceso de consuelo envía el mensaje de que crees que esta es una situación aterradora. Y la atención adicional podría alentar accidentalmente el comportamiento tímido de su hijo.
  • Elogie el comportamiento "valiente" como responder a los demás, usar el contacto visual, probar algo nuevo o jugar lejos de usted. Sea específico sobre lo que ha hecho su hijo; por ejemplo, 'Quinn, me gustó la forma en que le dijiste hola al niño en el parque. ¿Te diste cuenta de cómo sonrió cuando hiciste eso?
  • Intente modelar un comportamiento social seguro para que su hijo pueda observarlo y aprender de usted. Por ejemplo, cuando alguien te saluda, siempre saluda de nuevo.
  • Si otras personas dicen que su hijo es "tímido", corríjalo suavemente delante de su hijo. Por ejemplo, 'Lou tarda un poco en calentarse. Una vez que se sienta cómoda, estará feliz de jugar '. Esto envía el mensaje de que comprende cómo se siente su hijo y que puede lidiar con la situación cuando esté listo.

Consejos para niños en edad escolar.

  • Fomenta las fechas de juego, ya sea en tu casa o en la de un amigo. Si invitan a su hijo a la casa de un amigo, podría sentirse más cómodo si va con él al principio. Podrías reducir gradualmente el tiempo que pasas con él en las casas de otras personas.
  • Practique presentaciones de mostrar y contar o en clase con su hijo en casa. Esto ayudará a que su hijo se sienta más cómodo cuando tenga que pararse frente a su clase.
  • Anime a su hijo a hacer algunas actividades extracurriculares. Trate de encontrar unos que fomenten el comportamiento social, por ejemplo, Scouts, Guías o deporte.
  • Entrene a su hijo antes de las reuniones sociales; por ejemplo, 'La gente querrá hablar con usted hoy. Recuerda mirar al tío Dan cuando está hablando. Si no lo haces, podría pensar que no lo estás escuchando '.
  • Evite las comparaciones negativas con hermanos o amigos más seguros.
  • Ayude a construir la autoestima de su hijo alentando incluso pequeños pasos para ser menos tímido.

Cuando la timidez puede ser un problema

El comportamiento tímido de su hijo podría ser un problema si le causa mucha angustia (o usted) o se interpone en el camino de la vida diaria. Por ejemplo, la timidez podría ser un problema si:

  • usted o su hijo no pueden ir a lugares debido a su timidez
  • su hijo muestra signos de ansiedad en situaciones sociales como fiestas o escuela
  • su hijo dice que se siente solo pero que no sabe cómo unirse a otros niños
  • su hijo siente que no puede responder ni hacer preguntas en clase.

Algunos niños que son tímidos desarrollan ansiedad. Entonces, si el comportamiento tímido de su hijo es significativo y difícil de cambiar, podría ayudar hablar con un profesional como su médico de cabecera, pediatra o psicólogo.

Timidez o algo más?

Es una buena idea hablar con la enfermera de salud de su hijo y su familia (para bebés pequeños y niños pequeños) o con el maestro de su hijo (para preescolares y niños en edad escolar) para considerar otras posibles razones del comportamiento de su hijo.

Por ejemplo:

  • Un niño con retraso en el lenguaje puede mostrar signos de que quiere hablar con la gente, por ejemplo, buscando contacto visual o tratando de hacer conexiones sociales, pero se frustra porque no puede ser entendido.
  • Un niño con discapacidad auditiva puede no escuchar o responder a lo que dice la gente, o tener problemas para seguir las instrucciones.
  • Un niño con trastorno del espectro autista (TEA) podría tener dificultades para leer las señales sociales, podría no jugar de la misma manera que otros niños y podría parecer desinteresado en el contacto social.